¿Quieres casarte conmigo?

Llevas mucho tiempo junto a la persona que amas, crees sin duda que es la definitiva, que quieres pasar el resto de tu vida …
2062

Llevas mucho tiempo junto a la persona que amas, crees sin duda que es la definitiva, que quieres pasar el resto de tu vida junto a él/ella. Es el amor de tu vida y decides pronunciar las palabras mágicas ¿quieres casarte conmigo?

El amor invade tu cuerpo bajo un revuelto hormonal como nunca has sentido antes y ASIENTES sin dudarlo.

Ahora llevas apenas 1/2 años casad@ y llega el divorcio…. ¿por qué?

Bajo mi punto de vista voy a explicar cómo debería funcionar el amor para que sea duradero.

Un sin fin de casos de parejas (amigos y familiares) que llevan muchísimos años juntos hasta que deciden contraer matrimonio.

La mayoría apenas dura 1 o 2 años hasta el divorcio.

En mi opinión el amor debe ser algo que se alimente día a día, el ejemplo perfecto es el del pájaro:

Si quieres que un ave se quede a tu lado, debes darle de comer y mostrarle confianza cada día. Basta que intentes atraparlo o atarlo a tí y éste escapará.

El amor es lo mismo. Debe ser algo que se riegue cada día, como una planta o una flor.

No tiene sentido jurar amor eterno. Ni jurar ante un altar y menos ante un Dios o un político tu AMOR VERDADERO.

Las palabras correctas serían “Hoy estoy enamorad@ de tí” y así cada día, sin mirar al futuro.

Aquel momento en que se decide atar a una persona de por vida  la pareja (en la mayoría de los casos) deja de esforzarse en la relación.

Dado que ya ha conseguido lo que se había propuesto: tener a una persona atada bajo un contrato a su lado.

Pensando (de una forma equivocada) que ésto le dará una tranquilidad de base al futuro.

No puede dejarme porque estamos casados ó no puede ponerme los cuernos porque estamos casados.

Al contrario…. “ata al pájaro y volará”.

Cuando dos personas contraen matrimonio y una de ellas (sobre todo suelen ser las chicas) se “dejan ir” con la relación….

dan por sentado que el resto de su vida va a ser adoración y amor infitivo. Aquí llega el fin.

No necesitas firmar un contrato para amar a otra persona. Ámala HOY, no puedes saber qué pasará mañana.

El matrimonio debería ser otra cosa. No sólo una fiesta más donde todas tus amigas se luzcan gastando 3000€ en un vestido que te pondrás un día.

Tu pareja, si realmente te ama, te verá igual de hermosa con un arapo de cualquier color.

Y si tú te amas a tí misma, te verás guapa con cualquier cosa también. No es necesario convertir el amor en un negocio.

Contraer matrimonio está perfecto. Siempre y cuando las dos personas se esfuercen por su amor a diario y no dejen de hacerlo porque ya están casados.

 

Seguir amándose como antes del momento del matrimonio.

Es un concepto    erróneo aquel que muchas personas comentan de "no te quiere lo        suficiente si no te ha pedido matrimonio".
NO ES NECESARIO ESTAR CASADO PARA AMAR.

En la mayoría de los casos las personas se casan (o tienen hijos) para intentar arreglar la relación cuando la ven cojeando.

Así que para concluir, me parece genial la idea del matrimonio, siempre y cuando el amor sea HOY.

Regarlo, mimarlo, demostrar confianza y compenetración.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *